La logística de acondicionamiento que una empresa de transporte de residuos debe realizar, para satisfacer la demanda de todos los clientes, debe ser asertiva y eficiente.

Los embalajes, como tambores, bidones, botes de basura y contenedores, por ejemplo, son artículos que hacen parte del patrimonio de la compañía y el registro y control de estos materiales que son proporcionados, ya sea en préstamo o no a los clientes, debe realizarse para evitar desviaciones, pérdidas y, en consecuencia, prejuicios para la empresa.

MiResiduo, además de ayudar a su empresa en la gestión de los residuos recolectados y destinados, le permite controlar el flujo del acondicionamiento de la empresa.

Para cada ruta generada en MiResiduo, es posible ver la cantidad de embalaje que tiene cada cliente para que la empresa pueda preparar los vehículos para que salgan con el acondicionamiento necesario y en cantidades suficientes para atender a los clientes en el desarrollo de la ruta.

En el momento de la recolección, a través de la aplicación MiResiduo, los equipos de campo pueden registrar los empaques existentes, suministrados y recolectados en la ubicación de cada cliente, así como también registrar evidencia fotográfica de ellos.

Al final de una ruta, cuando el vehículo regresa a la sede de la compañía, es posible verificar cuántos paquetes se cargaron en el itinerario, cuántos se entregaron a los clientes y cuántos regresaron.

Por lo tanto, la compañía obtiene todo el control de la logística de acondicionamientos que se cargan para las rutas, suministrados y recogidos de clientes, eliminando así, los controles manuales en planillas y retrabajos.

Relacionadas