Los residuos electrónicos se han convertido en un gran problema mundial

La pandemia del Coronavirus nos ha enseñado que cada día dependemos más de los dispositivos electrónicos, especialmente durante periodos prolongamos de aislamiento, o en momentos de confinamiento. Smartphones, portátiles, televisores, impresoras, tablets, lectores electrónicos, refrigeradores y aires acondicionados han sido extremadamente útiles.