Partimos del punto de que el miedo no es negativo en sí mismo, es una característica, una emoción básica, necesaria, para que podamos ser verdaderamente enteros. Por eso todo cambio genera miedo, principalmente porque el miedo lleva a lo desconocido, a un mundo extraño, que te saca de la zona de confort. Pero si nada cambia y todo permanece estático, ¿nunca tendrás miedo?

Es esto lo que a veces pasa en su organización, cuando no se cede al cambio pues se tiene miedo, miedo a lo desconocido, miedo de salir de la zona de confort, miedo de tener un poco más de trabajo en determinado momento. Aunque después del cambio, muchos tendrán más tiempo libre, el proceso nunca avanza.

Pero llegó la hora en la que necesitamos enfrentarlo, actuar diferente, pues el momento actual pide innovación para avanzar, el escenario sustentable está moviéndose y es necesario cambiar. De esta forma, poco a poco comenzará a disfrutar del beneficio de los cambios, y así estará preparado para cualquiera de ellos, por eso afirmamos, ¡invite al miedo a participar!

Cuando usted permite que los cambios ocurran, algunas veces al finalizar el día estará temblando de miedo, fuera de su zona de confort, pero llegará el momento en que se convertirá el pasajero de primera clase, el turista que es bien atendido. Y es de esta manera que aprende a enfrentar el miedo.

Así pues la implantación de los cambios en su organización, lo pone en constantes adaptaciones, y lo “provoca” en cada nueva situación, y esta será una forma de poner su mente bajo control, incluso con todos sus archivos de recuerdos sobre el proceso. Por eso lo nuevo siempre sorprende, trae elementos que la mente no puede prever, ¡y es esto lo fascinante! Los cambios van a darle vitalidad… Más vivacidad, alegría y energía.

Cuando finalmente se comprende, hemos hecho las paces con lo nuevo, con el cambio, y está claro que el cambio debe ser constante y es vital en nuestra existencia.

Por eso es necesario que implante una herramienta como MiResiduo en su organización. Pero para que el miedo no lo venza, o sea, para que el proceso de implantación no sea un difícil, vamos a pasarle algunas preciosas recomendaciones:

-Elija bien la plataforma, antes de implantarla. Muchas organizaciones no observan esta fase tan importante. Invierta tiempo para conocer al proveedor de la solución, sus metodologías y su tradición en el mercado, no se enfoque apenas en el costo. Busque plataformas especializadas que atiendan sus necesidades.

-Busque apoyo de los gestores, directores, socios, accionistas. Es fundamental que la alta administración, estimule el esfuerzo de todos. Pídales que incluyan toda la información posible, y trabajen para que el equipo comprenda que debe utilizar la plataforma. Ayude a analizar aquellas hojas de cálculo extra, verificando si el sistema reúne estos datos.

-La responsabilidad del éxito de la implantación no es apenas del proveedor contratado, no coloque en él la esperanza del cambio. El proveedor posee el conocimiento de la herramienta, pero quien domina su proceso, es usted y su propio equipo.

-Defina los responsables y los usuarios- clave, es importante que en la fase de implantación los líderes estén definidos, busque colegas de referencia en las  diversas áreas, aquellos que puedan aclarar dudas en su ausencia y que le ayuden con todo el proceso de implantación.

-Trace metas y marcos de la implantación de la plataforma. Aunque la implantación del software proporcione mayor agilidad y productividad a corto plazo, es necesario establecer algunas metas, esto va a ayudar al equipo a crear su rutina con el nuevo sistema.

– La formación es fundamental, no reduzca las horas de entrenamiento de los equipos que utilizarán la plataforma, pensando en el costo, pues esto puede acabar saliendo más caro de lo que piensa. Su equipo utilizará la plataforma después de la implantación, todos necesitan estar debidamente capacitados al finalizar este proceso.

-Documente todo el proceso de implantación, esta es una parte crucial de adquisición de conocimiento. Es en este momento que muchos procesos de su organización pueden revisarse. Además de esto, la creación de la documentación puede evitar re-trabajos en el futuro, principalmente si acontecen eventuales cambios en su equipo.

-Monitoree el uso de la herramienta. Es común que, a lo largo del tiempo, los usuarios, especialmente los que no participan del proceso de implantación, comiencen a dejar de usar ciertas funciones, volviendo al hábito de adoptar hojas de cálculo y controles paralelos.

-Defina una fecha para eliminar las otras herramientas. Muchas organizaciones acaban manteniendo alguna ligación con la herramienta antigua, y esto puede acabar dificultando la rutina, por mantener dos controles. Los resultados positivos aparecerán a partir del momento que todo el equipo incluya el hábito de utilizar el sistema para realizar la gestión diariamente.

Venza el miedo al cambio, e implante la plataforma MiResiduo y gane rentabilidad, organización, transparencia, rastreabilidad y tiempo.

Publicaciones relacionadas:

Relacionadas