La sostenibilidad no solo está vinculada al medio ambiente, sino también al entorno social y económico, formando así los tres pilares que tienen como objetivo garantizar la integridad del planeta y mejorar la calidad de vida.

Vamos a aprender un poco más sobre los tres pilares de la sostenibilidad:

Social: se refiere al capital humano, como la creación de mecanismos que mejoren la calidad de vida de los ciudadanos, leyes que apoyen las necesidades de la población y el desarrollo de políticas para mejoras en áreas como educación, seguridad y ocio. Este pilar supone que la búsqueda de una sociedad sostenible debe pasar por la idea de tener una sociedad bien mantenida y saludable. Además, es importante proporcionar un entorno que fomente la creación de relaciones laborales legítimas y saludables, con el fin de favorecer el desarrollo personal y colectivo de todos los involucrados.

Ambiental: el pilar ambiental tiene sus raíces en las diversas formas de buscar la preservación ambiental, los recursos naturales y reducir el daño causado al medio ambiente a lo largo del tiempo. Es en esta etapa que las empresas estudian las formas de llevar a cabo sus operaciones causando el menor impacto posible en el medio ambiente.

Económico: se refiere a asuntos relacionados con la producción, distribución y consumo de bienes y servicios. Para ser sostenible, una empresa no puede beneficiarse a expensas de la explotación laboral o la explotación irresponsable o criminal del medio ambiente. El área financiera se beneficia mucho de las actitudes sostenibles, ya que reducen los materiales, la energía y el agua, y también reducen su cuenta al final del mes. En otras palabras, existe un proceso cíclico de beneficios entre la sostenibilidad y la economía.

A través de estos pilares que evalúan la sostenibilidad de una empresa, es posible identificar qué tan cerca o no está una organización de ser sostenible. Por lo tanto, una empresa sostenible es aquella que, al final de su evaluación, mantuvo su nivel anterior de desempeño o promovió actividades destinadas a mejorar el nivel ocupado en las tres áreas.

Es esencial que los tres pilares de la sostenibilidad interactúen entre sí de una manera totalmente armoniosa, porque sin estos tres pilares la sostenibilidad no puede sustentarse.

Cada uno de los pilares retrata un contexto en el que se aplica la sostenibilidad, al mismo tiempo que uno depende del otro para sustentarse.

Relacionadas